Aceites

Aceite de Canola.

 

Llamado también el Aceite del Corazón, es extraído a partir de la semilla de Colza o Canola.

 

Con la molienda de esta semilla se obtienen dos productos: El Aceite de Canola y la Pasta de Canola.

 

Tiene un alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados, y bajo contenido de grasas saturadas, además tiene omega 3 y omega 6, que son benéficos para los seres humanos.

 

Al preparar  los alimentos con Aceite de Canola,  no se modifica el sabor de los mismos.

 

También es empleado para la elaboración de frituras, margarinas, aderezos, jabones y cosméticos.

 

Por su alto contenido de aceite en el grano (40-44%) actualmente, la canola se usa principalmente como oleaginosa para la obtención de aceite comestible mediante procesos de trituración y de extracción.

 

Aceite de Soya.

 

El aceite de soya tiene su origen a partir del prensado del frijol de Soya. haciéndolo  uno de los aceites más versátiles y con mayor producción a nivel mundial,

 

Su alto contenido de omega 3, omega 6 y bajo contenido de grasas, lo hace un buen sustituto de la carne, además se utiliza como aceite para cocinar, fabricación de pasta oleaginosa, elaboración de cosméticos, plásticos, barnices, lubricantes y como aceite hidrogenado para la panadería y frituras.

 

Por estas razones, el aceite de soya además de  brindar  beneficios a la salud, será tu gran aliado en tu día a día.

 

 

Aceite de Cártamo.

 

El aceite  de cártamo o alazor es originario de la India. Por su origen, posee de manera natural una alta concentración de omega 9 que ayudan a reducir los niveles de colesterol.

 

Debido a la gran cantidad de beneficios que aporta, es utilizado ya sea cosméticos, medicinales e industriales; consumido también como suplemento nutricional. La pasta se utiliza como alimento para ganado, contiene del 22 al 25% de proteína.

 

También se puede producir jabón, harina de extracción y alimento para pájaros. Su aceite se usa también para fabricar pinturas.

 

Sin duda tiene muchos beneficios, es por eso que  su cultivo se ha extendido por todo el mundo.

 

 

Aceite de Girasol.

 

El aceite de girasol se extrae de la semilla de girasol y es uno de los más saludables para el consumo gracias a sus valores nutritivos

 

Actualmente está muy presente por su ligereza, que permite mantener el sabor de los alimentos que se cocinan con él, además posee una gran cantidad de omega 6 y vitamina E.

 

Actualmente se obtienen dos principales productos: la harina y el aceite, la primera es utilizada en la industria de alimentos para ganado ya que su contenido de proteína oscila entre 28 y 30%, lo que la hace atractiva adecuada para ello.

 

El aceite de girasol es uno de los aceites con mayores beneficios para las personas.